¿Qué izquierda es necesaria hoy?


SOCIALISMO EN LIBERTADQuizás debiera decir si realmente hay izquierda o son los restos del naufragio tanto de la socialdemocracia como del comunismo en todas sus variantes, y partiendo de ello diferenciar lo que realmente es el espejismo de lo que llaman izquierda y yo defino como radicalpopulismo con cierto tufo de lerrouxismo hispano.

Es cierto que persisten ciertos grupos empeñados en retrotraernos a épocas de verdades absolutas con viejos eslóganes a los que han dado una mano de pintura nueva como el ahora o nunca, los de abajo, los de arriba, castas, etc. Su única estrategia ,fracasada, es la de vivir para lo urgente en periodos de crisis o para prepararse, eternamente, para una “coyuntura revolucionaria”. Viven en estado permanente de crisis y ese estado les hace ver enemigos en todos los sitios y lugares, sobretodo internos. Estos grupos, cada vez más pequeños, aunque su estrategia les mantenga en ocasiones en las cotas altas del electoralismo, pierden relación a pasos agigantados con aquel a quien dicen representar y ser su vanguardia, el movimiento obrero, que de forma general no quiere saber nada de ellos.

Tienen una carencia fundamental, siguen sin entender que el sistema capitalista es cambiante en todos sus aspectos, hoy plantea una cosa y mañana la contraria creen que es inamovible y frente a él plantean dogmas inamovibles.

Por otro lado tenemos a la socialdemocracia que se ha convertido en un espectro de sí misma y lleva veinticinco años sin ser capaz de renovar su discurso político y económico, dando palos de ciego y yendo a caballo o mejor dicho en asno de lo que un día dicen en Berlín, otro en Londres y otro en Nueva York.

En definitiva frente al cambiante mundo del capitalismo, financiero, económico, etc, que ha sabido entender y adaptarse a un mundo globalizado, lo único que se les ocurre proponer es la vuelta a los dogmas, a un proteccionismo trasnochado o esconder la cabeza esperando a que vengan tiempos mejores.

Ahora bien, creo sinceramente que no todo está perdido sino más bien que está por hacer aprendiendo de los errores y no cayendo en demandas populistas inmediatas y sabiendo que tanto la economía como la política tiene ciclos y no se puede estar jugando con las sociedades porque hoy quiera una revolución que me viene bien o quiera una Europa de dos, tres o cinco velocidades a ver de donde saco tajada.

La izquierda debe plantearse dos axiomas fundamentales como son qué relación mantener con la sociedad y dentro de ella qué relación mantener con el movimiento obrero, particularmente con el organizado, porque dependiendo de esas relaciones, de cómo se piensen, de que se sea consciente que son necesarias, se estará en condiciones de transmitir las ideas y hacerles partícipes de un proceso necesario de transformación, no sólo vivir para lo urgente que es corto en el tiempo sino establecer también la estrategia para los periodos de estabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s