IU: La flor que hoy admiráis…


2015061710132518410Artículo de Nueva Tribuna por Luís María González:

El Consejo Político Federal de Izquierda Unida decidió el 14 de junio prescindir de su organización de Madrid y crear una nueva. No hemos tenido suerte con el principal grupo de dirigentes de IU ahora que vivimos tiempos de incertidumbre. En la historia de esta organización nunca reinó tanto la mediocridad. A cierta izquierda le falta alma


El resultado de la votación fue contundente. 114 votos a favor 45 en contra y 3 abstenciones. IUCM ha sido desfederada. Una nueva organización se creará en Madrid para servir al actual proyecto federal. Vuelve el súbdito, se expulsa al militante. Pero no conviene dejarnos llevar por las urgencias. Debemos mantener cierta perspectiva. Siempre me viene a la cabeza una frase de la película El club de los poetas muertos, en la que uno de los actores (creo que James Waterston, Gerard Pitts) sentencia: “Coged las rosas mientras podáis, veloz el tiempo vuela. La misma flor que hoy admiráis, mañana estará muerta”.
No hemos tenido suerte con el principal grupo dirigente de la actual IU. Cuando más se necesita de temple, poso político e intelectual y coraje, irrumpen en escena los forjadores de la nada, los constructores de páramos en los que crecen y medran los portadores de la más indigna mediocridad, a modo de un carpe diem con ritmo de unidad popular. Algunos hemos querido sugerir un debate de mayor recorrido, trascendiendo a la política de escaparate y situando la imprescindible convergencia de las ideas en horizontes de estrategia un poco más ambiciosos. Fuimos primero, calumniados y difamados, arrojados a la jungla del estalinismo más rancio; y segundo, oportunamente apartados de un proceso que, más pronto que tarde, irrumpirá a galope y obligará a los inquisidores de hoy a santificar el cambio de rumbo, o sencillamente, a certificar la defunción del proyecto.
Si finalmente, los que ayer protagonizaron la purga, logran mañana la mayoría necesaria para disolver IU y sacrificarla en el altar de la unidad popular, habrá que convocar una asamblea federal y, porqué no, un referéndum en el que se pronuncie toda la afiliación. Para tan loable misión, los mandarines del trueque han conseguido un valioso aliado: apartar a la Federación de Madrid y sustituirla por una legión de servidores dispuestos a lo que sea menester, con tal de ver despejado el camino a la perdición, que en algunos casos, puede ser el de su salvación.
Expulsiones y regresos
El Consejo Político Federal del domingo 14 de junio fue la crónica de una purga anunciada. Todos los esfuerzos que la nueva dirección de IUCM realizó ante el secretario de Organización de IU ofreciendo diálogo y acuerdo para enfrentar el futuro, fueron infructuosos. Madrid es una plaza que no puede estar en manos de gente que sigue creyendo en IU. Se necesitan caras, no nuevas, sino con mucho rostro, para avanzar por la senda de Ahora Madrid -instrumental partido, de exclusión dentro y unidad fuera- y no por la plural avenida de Barcelona en Común, no vaya a ser que los otros interlocutores se enfaden con la coalición. Atrás quedan expedientes limpios, tolerancias cero contra las malas prácticas y la corrupción -en la sala del consejo del domingo, como miembro de pleno derecho, asistió el regidor imputado de Rivas (prevaricación, malversación y tráfico de influencias), Pedro del Cura, que cumple el Código Ético, según Adolfo Barrena, porque es objeto junto a Tania Sánchez, de una querella interpuesta por un adversario político. Un argumento brillante, propio de un dirigente de altura. ¿Conoce Barrena alguna querella interpuesta por un amigo contra otro amigo? -, o programas de cambio con especial atención a la economía y el empleo. No, ahora se lleva la unidad popular, los de arriba y los de abajo, política sin partidos, sindicalismo sin sindicatos, gestos, viajar en metro y poder popular. Ya ni siquiera se une al fin del imperio el tiempo del socialismo, no vaya a ser que la unidad popular se tiña de rojo.
No se exigirán grandes méritos para la aventura de la nueva federación madrileña de IU. Cañí, ciudadana y sin personalidad jurídica. Señas más que suficientes para triunfar en la pradera de San Isidro. El/la que se quiera reafiliar a este cambio madrileño deberá pasar por el casting de Olimpo, un acreditado foro de interpretación teatral, en el que habitan forjadores de sueños dispuestos a disfrutar (o purgar) mientras dure la obra. A punto de abrirse el periodo de inscripción, ya opositan con éxito los ex militantes de IU, cargos y tropa en Ahora Madrid, que debieron renunciar a su identidad y banderas, para participar en sus exitosas candidaturas. Quizás proceda preguntarse, con cuántas de aquellas personas que arrastradas por la muchedumbre no dudaron en dejar IU, se puede contar ahora para hacerse cargo de la sala de máquinas de una organización como Izquierda Unida necesitada de talento, ideas y coraje. ¿Creen realmente en IU, o buscan desesperadamente un lugar al sol que les permita vivir al calor de la actividad institucional?
A este lado de la trinchera, en el que se encuentran las personas expulsadas de forma ilegal, autoritaria y antidemocrática (una decisión de esta enjundia solo puede tomarla una asamblea federal) habita la desilusión y la tristeza producida por esta decisión administrativa -en 43 años de militancia nunca me había pasado una cosa así; aunque bien pensado qué le importa eso a la unidad popular…- pero también la voluntad, la inteligencia y las ideas capaces de participar, a pesar de todo, en el debate por el que atraviesa la izquierda española, y de manera singular Izquierda Unida. De manera que no nos vamos a rendir. Con la ley en la mano vamos a pelear por la dignidad y la legitimidad de IUCM, los derechos de su afiliación y el uso debido de su base de datos. Somos gente de IU, no tenemos otro proyecto que no sea el de IU, no nos afiliaremos a este engendro anunciado por el CPF e impulsado por un grupo de dirigentes desleales a IU. Nos alejaremos de aventuras políticas y nos dotaremos en este próximo periodo de un marco de reflexión, acción y debate que, no sin dificultades, nos permita seguir trabajando.
William Faulkner decía que “se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás”. Vamos a tratar de cambiar esta situación. El tiempo pasa veloz y pronto nos veremos atrapados por nuevos debates. Nada de lo sucedido el 14 de junio, habrá pasado en vano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s