El zumbido del moscardón


Ignacio Escolar, leo con sorpresa tu columna en eldiario.es, no por tu apoyo a Tania, algo que debe formar parte del debate de ideas en una sociedad abierta como la nuestra, sino por la enorme facilidad con la que te deslizas por la pendiente de la retórica peyorativa y la descalificación cuando se trata de personas que no piensan como tú. Me sorprende, porque te creía más cercano al rigor y a la necesidad de verificar lo que se escribe.

Amigo Escolar, ¿qué es la vieja guardia? Un grupo decrépito de ciudadanos/as o la formulación de ideas fuertemente ancladas en la más clara definición del populismo: ofrecer soluciones falsas a problemas reales. Para que esta reflexión tenga sentido, quiero pensar que te refieres a las ideas y no a la edad. Y entonces, la siguiente pregunta es bien sencilla: ¿cuántas veces has hablado con Ángel Pérez, con Gregorio Gordo, con alguna o alguno de lo que denominas vieja guardia? ¿A qué se debe esta inquina por la opinión política de alguien a quien no conoces? ¿Qué parte del discurso político y de su conducta –debidamente probado y verificado- no te gusta en lo que vulgarmente llamas vieja guardia?

Decía García Márquez que “la ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón”, pero con frecuencia la ética es la menos común de las virtudes del periodista. Quizás, si un poco de tu tiempo lo dedicaras a dialogar, a conocer, a conversar con los otros/as, construirías un relato de la situación de Izquierda Unida, algo más real, más plural, más contrastable. Seguramente, lo más fácil y placentero es hacer lo que haces –a partir de una red clientelar y próxima- y emitir un diagnóstico de IUCM con la opinión que te proporciona una aspirina, sin necesidad de una simple radiografía. Pero, sabes como yo, que este oficio de contar cosas, aplicando, aunque solo sea parcialmente, la receta de Gabo, exigiría por lo menos honestidad y respeto.

A los que cometieron tropelías y apropiaciones indeseables e ilegítimas de dinero en Caja Madrid/Bankia, que caiga sobre ellos todo el peso de la ley y de la crítica mediática y social. Esto último, no hace falta ser un lince, parece que ya lo tienen. Pero, ¿dispones de algún dato que te permita extender esta acusación a las personas que citas y acusas de “atrincherarse en la cúpula del partido…o de chapotearse en el fango de Caja Madrid y las tarjetas black? Si así fuera deberías hacer dos cosas: pasárselos a Alberto Garzón para que deje de difundir con frivolidad, temeridad e irresponsabilidad todo tipo de injurias y calumnias contra IUCM; o acercarte a un juzgado de guardia y cortar por lo sano. De lo contrario, la actitud más sensata, las más acorde al consejo de Gabo, la más sabia, es abstenerte de despreciar cuanto ignoras.

Ángel Pérez lleva 15 años fuera de la cúpula de IUCM, y es verdad que ha ocupado diversos cargos de representación institucional, si bien no empezó esta andadura institucional con edad tan temprana como la persona a la que tú elogias. Le quedan dos meses de concejal y no volverá a presentarse a proceso electoral alguno. Hacer periodismo, contar las cosas con honestidad debería ir acompañado de una elemental práctica profesional: apuntar antes de disparar.

Lisipo

Fuente: SomosIU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s