Dispuestos a coger el carro.


Una cosa está clara, la crisis en el aspecto político y organizativo, va a traer nuevos tiempos, y al que no haga como John Reed se le habrá escapado el carro de la historia.john reed

 De esto se deduce, pues ni más ni menos que se necesitan nuevos enfoques a los problemas de hoy que diría Don Santiago, y de una cosa sí estoy seguro y es que la base de todo cambio social y político es la organización y esta si se quiere entender como tal tiene que poseer unas estructuras, más o menos flexibles pero estructuras que sirvan para generar política y como he recalcado en numerosas ocasiones, política de lo concreto a lo general, del día a día, en la calle, en la manifestación, en la asociación vecinal, en el sindicato, en el bar y hasta en la piscina.

 Si no hay elaboración política se tiende a la espera o a la llegada del mesías, del caudillo o del illuminati de turno, ese que tiene don de la palabra, pero no es más que una cáscara vacía fruto del posibilismo político del momento.

No se puede navegar, y mucho menos llegar a buen puerto, sin poseer una estructura fuerte que sustente nuestras políticas, y no podemos decirles a quien nos va a representar, a nuestros cargos públicos cuando toman posesión de gobiernos locales o pasan a la oposición que digan en sus pueblos y ciudades:

 ¡¡Esto lo soluciona un proceso constituyente, basado en tal, tal, tal y tal!!

Y les aplaudirán estoy seguro y se formarán frentes para apoyarlos, pero y qué hay de la calle sin asfaltar, el polideportivo sin construir, los recibos del IBI, la tubería rota, el vertido de escombros, la regulación del tráfico o la situación de la vivienda. Digo yo que llevarán un programa político sustentado por una organización política, o todo va a ser fruto de la espontaneidad de la sociedad, quien a estas alturas se crea la espontaneidad de las movilizaciones tiene un serio problema. Esos cargos públicos tendrán que ser formados para la gestión de sus pueblos y la solución de los problemas cotidianos, y llegados aquí damos con la otra piedra angular de lo que debería ser el proyecto político, la formación, entendida esta como la preparación de cuadros política e ideológicamente para transformar la gestión en sujeto de cambio social y político y no como por desgracia ocurre ahora que hay compañeros y compañeras de dentro y de fuera que nos dedican grandes retahílas de citas nombrando a Marx, Lenin o Gramsci y luego no se hace otra cosa más retrógrada que registrar un cuerpo, eso es fruto de quien se ha comido un gran cocido y luego se ha metido en el agua sin hacer la digestión (si es que no hicieron caso a sus mamás sobre las dos horas).

Somos en IUCM muchos y muchas dispuestos y dispuestas a elaborar política, y es mucha política la que se está haciendo, y mucha la que se va a elaborar. No podemos estar diluyendo nuestro mensaje en afirmaciones visionarias de mesías sin dar respuesta política, social y organizativa a todo lo que se está sufriendo. Convergencia si, en programas, políticas, en la sociedad, en los movimientos sociales, vecinales, en los sindicatos, en todo lo que se mueva, en torno a propuestas concretas para el cambio político y social. Con este cambio es por donde avanzaremos en realidades que sean capaces de transformar los actuales métodos de gobierno y formas de gobierno, llegando a los fundamentos mismos del estado, pero como he dicho, en torno a programas y alternativas sociales, no a imaginería pseudopolítica y grandes palabras huecas.

 En IUCM SOMOS capaces de elaborar programas para empezar a funcionar al día siguiente de ganar unas elecciones, de echar a la derecha después de 23 años gobernando, hay mucho por hacer y mucho por reconstruir, la clase trabajadora, la sociedad en general si nos vota va a querer cambios visibles en poco tiempo, SOMOS su herramienta, SOMOS su gente, y para que esa confianza se haga palpable en las urnas debemos hacerles saber que SOMOS su organización. Pongámonos a ello.

Anuncios

Un pensamiento en “Dispuestos a coger el carro.

  1. de acuerdo contigo, el cambio necesario, imprescimdible, necesita de hombres y mujeres organizados, con un programa comun, con mecanismos de control y disciplina, la clase obrera es eso, organizacion y disciplina. y el pueblo sabe distinguir muy bien de la charlataneria “PODEMOS” A LAS COSAS BIEN HECHAS, SERIAS, CON ROSTROS,
    Enfrentamos a enemigos de clase poderosos, con todo el poder en las manos, ?con que pensamos enfrentarlos , con “CIRCULOS” , la primera batalla es la ideologica, pedagogica, desde los ataques a Stalin hasta la caida de la URSS. el enemigo lo ha tenido claro, desideolgizacion de la clase obrera, corrupcion del lenguaje, intoxicacion cultural, con la colaboracion de un ejercito de seudointectuales, prensa pagada, universidades, troskistas, si troskistas, revisionistas y claudicadores, ya se que sueno a rancio, que mas da, los rancios que matais tenemos buena salud.

    salud y republica, popular y federativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s