Tecnologías libres para los municipios.


En primer lugar, gracias por admitirme en IloveIU. En segundo lugar, traer aquí este artículo que encontré y que puede ser uno de nuestros puntales “ideológicos” de cara a realizar nuestros programas políticos de cara a las elecciones municipales.

La izquierda real no está ubicando en el lugar estratégico que merece en sus planteamientos de transformación radical de esta sociedad, la necesidad de afrontar la transición tecnológica que exige cualquier ámbito de gestión público. En particular posee especial importancia el proceso de tecnificación de los municipios de acuerdo con los paradigmas ya contrastados basados en postulados libres.

Hay dos líneas en las que se habría de incidir. La primera sería la de programa político y consiguiente traslado a la gestión municipal. Por otro lado, como segunda línea de actuación, se sitúa la promoción de estas tecnologías libres en la sociedad civil fomentando su uso.

La pregunta clave para comenzar estos proyectos es: realmente ¿qué ganamos embarcándonos en esta aventura?”. La respuesta es que muchas cosas, y paradójicamente la menos significativa es el gran ahorro económico. Las oportunidades en un esquema cruzado de factores externos – internos y positivos – negativos DAFO de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades serían:

1. Ejercicio de soberanía tecnológica en el sentido de poder concebir, diseñar y codificar el software de acuerdo con tus necesidades racionalizadas a aquello que precisas sin florituras ni prestaciones espúreas.

2. Fomento del empleo local en el que los técnicos cualificados en sistemas de información son de la ciudad o cercanías y no de Houston o del Silicon Valley.

3. Garantizar la seguridad y privacidad de los datos sensibles de acuerdo con la legislación y normativa actuales en materia de protección de datos personales.

4. Intercambio de experiencias con otros ayuntamientos no inventando la rueda cada vez, creando estándares de gestión informatizada para los ámbitos comunes de potestades de los organismos locales.

5. Protección de la inversión, asegurando que todo aquello que se desarrolla y adquiere tiene un mínimo recorrido de amortización.

6. Poder aplicar una política de gobernanza de las tecnologías como por ejemplo la propuesta COBIT o estándares ISO de cumplimiento de criterios de calidad como la ISO 9126, sin ningún condicionante distorsionador ni limitante.

7.  Pata tecnológica del programa de un gobierno para la transformación social y política del municipio.

8. Uso de los idiomas requeridos: catalán, castellano, esperanto, inglés, vasco, gallego, francés …

9. Promoción de la cultura e imaginario de la compartición, de la solidaridad y de la propiedad colectivizada como valores en la sociedad luchando contra la ideología hegemónica de la propiedad privada.

10. Dejar de pagar royalties y regalías a multinacionales e intermediarios ociosos ya que la mayoría de software libre está libre de cargas pecuniarias.

Delante de un planteamiento de migración a tecnologías libres hace falta exigir a los responsables en materia tecnológica un informe oficial justificativo de por qué un cierto ámbito no puede ser traspasado a software y tecnología libre. Esto permitirá por un lado romper opacidades y resistencias tendenciosas y en segundo lugar identificar claramente los entornos que tienen que ser estudiados de forma más detallada para trazar la conveniente transición a tecnología libre.

Por lo tanto haría falta realizar de forma secuencial las acciones siguientes:

1. Moción pidiendo el paso sistematizado y planificado a tecnologías libres.

2. Redactado del programa político que lo contempla.

3. Elaboración del programa de gestión que lo implantará.

4. Proceso de concienciación.

5. Formación a los usuarios.

6. Migración progresiva.

7. Determinación concreta del fin de la migración.

¿Qué se podría hacer?

De forma inicial, grupos de trabajo que valoren el interés y posibilidades de llevar adelante este ámbito socioeconómico. Estas iniciativas en ciertos lugares han derivado en cooperativas sociales, una empresa pública, o aquella fórmula que asegure que no se degenera en formas de producción apropiativas y capitalistas, para poder suministrar a la población servicios tecnológicos de precio tan bajo como la estructura de costes socializada y transparente lo permita. Estas prestaciones podrían ser la formación, el asesoramiento tecnológico, elaboración de programas y aplicaciones de gestión a la pequeña y microempresa, comunicaciones de datos y voces con una operadora local socializada, radio comunal o TV local IP.

 

Artículo completo en: kaosenlared.net


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s