Licencias y nuestra apuesta por el copyleft


En mi afán por ir recogiendo y recopilando lo que nos pueda interesar y acercar al Software Libre, hoy quiero hablaros de qué es el copyleft, en contraposición al copyright; digamos que éste último es “esto es mío y sólo mío y nada más que mío, y si lo quieres te lo compras, porque si lo copias te voy a perseguir”, y el copyleft es “esto lo hemos hecho, y es libre y además si quieres mejorarlo lo puedes hacer, pero lo que salga mejorado tiene que seguir siendo libre para que todos podamos seguir utilzándolo y si es posible mejorándolo”.

A continuación y de modo un poco más científico os pongo lo que dice la Fundación por el Software Libre sobre el copyleft.

¿Qué es el copyleft?

Copyleft es la forma general de hacer un programa software libre y requiere que todas las modificaciones y versiones extendidas del programa sean también software libre.

El modo más simple de hacer un programa libre es ponerlo en el dominio público (18.000 caracteres), o sea, sin copyright. Esto permitirá que la gente comparta el programa y sus mejoras, si así lo desean. Pero tambien permitiría a quien no quiera cooperar convertir el programa en software privativo (18.000 caracteres). Pueden hacer cambios y distribuir el resultado como un producto privativo. Las personas que reciban el programa en su forma modificada no poseen la libertad que el autor original les dio debido a que el intermediario se la ha retirado.

En el Proyecto GNU, nuestra intención es dar a todos los usuarios la libertad de redistribuir y cambiar software GNU. Si el intermediario pudiera coartar la libertad, podríamos tener muchos usuarios, pero esos usuarios no tendrían libertad. Así, en vez de poner software GNU bajo dominio público, lo hacemos “copyleft”. Copyleft significa que cualquiera que redistribuya el software, con o sin cambios, no podrá restringir a nadie la libertad de copiarlo, redistribuirlo o cambiarlo. Copyleft garantiza que el usuario mantenga su libertad.

El copyleft incentiva a otros programadores para unirse al software libre. Software libre importante como el compilador C++ de GNU existe sólo gracias a esto.

El copyleft también ayuda a los programadores que deseen contribuir con mejoras al software libre a obtener permiso para hacerlo. Estos programadores habitualmente trabajan para empresas o universidades que casi harían cualquier cosa para obtener más dinero. Un programador podría contribuir con sus cambios a la comunidad, pero su superior puede querer hacer de esos cambios un producto de software privativo.

Es entonces cuando nosotros le explicamos al empresario que es ilegal distribuir la versión mejorada del producto salvo como software libre, el empresario normalmente decide liberarlo como software libre en vez de tirarlo a la basura.

Para hacer un programa copyleft, lo primero es darle un copyright; luego se le añaden cláusulas de distribución, que son un instrumento legal que le da a cualquiera el derecho de usar, modificar y redistribuir el código fuente del programa o de cualquier programa derivado de éste pero sólo si los términos de distribución no se cambian. De este modo, el código y las libertades se vuelven legalmente inseparables.

Los desarrolladores de software privativo emplean el copyright para quitar la libertad a los usuarios; nosotros empleamos ese copyright para garantizar su libertad. Por esto cambiamos el nombre “copyright” por “copyleft” (N. del T., es un juego de palabras en inglés que podría traducirse por “izquierdo de copia” frente a “derecho de copia” o copyright).

Copyleft es un concepto general; hay muchas maneras de entrar en detalles. En el Proyecto GNU, las cláusulas específicas de distribución que empleamos están contenidas en la Licencia Pública General de GNU, la Licencia Pública General Reducida de GNU y la Licencia de Documentación Libre de GNU.

La licencia apropiada está incluida en muchos manuales y en cada distribución de código fuente GNU.

La GNU GPL está diseñada para que pueda aplicarla fácilmente a sus programas si es el titular del copyright. Para hacerlo no tiene que modificar la GNU GPL, sólo añadir una nota en su programa la cual haga referencia a la GNU GPL. Por favor, tenga en cuenta que si usa la GNU GPL debe conservar el texto íntegro de la licencia. Es un todo en conjunto; las copias parciales no están permitidas (de igual modo para la LGPL y FDL).

Emplear los mismos términos de distribución para los diferentes programas hace fácil compartir el código entre ellos. Como todos poseen los mismos términos de distribución, no hay necesidad de pensar si los términos son compatibles. La GPL Reducida incluye una cláusula que le permite alterar los términos de distribución de su programa para hacerlo GPL, para así poder copiar código en otros programas que estén cubiertos por la GPL.
Licencias para otro tipo de trabajos

Creemos que el software y la documentación que se publican deberían ser software y documentación libres. Recomendamos que toda clase de trabajos educativos y obras de referencia sean igualmente libres, utilizando para ello licencias de documentación libre como la Licencia de Documentación Libre de GNU (GNU FDL).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s